Hotz · directo en el Teatro Barakaldo

Maiatzaren 14a egun berezia zen energetikoki, aurretik. Egun hori eskeini zigun Barakaldo Antzokiak, egun hori aukeratu genuen kontzertu berezi bat gauzatzeko.

Toqué las tablas y fui yo, otra vez, con quince años, subiéndome por primera vez a ellas, a ésas mismas, cantando templada, firme, con mi guitarra, y minutos después, después de acabar y desaparecer por la esquinita del telón, temblando durante mucho rato sin control. Este 14 de mayo les supliqué memoria, les supliqué calma por osmosis, me ayudaron, y aun así en algunas canciones tuve temple y en otras temblé como si fuera la primera vez que se apagaba la luz para que mi música sonara en el Teatro Barakaldo. No era la primera. Era sólo la segunda. Y me faltaba costumbre. Y se me derramaba la emoción. Y agradezco al universo que la emoción tenga materia y se palpe, que la palparais, que palpara yo la vuestra, que sostuviéramos esa emoción conjunta, creándola segundo a segundo, entre tablas y butacas, entre ojos, corazones, piel latiendo, y gracias, y gracias, y gracias por estar ahí, familia y desconocidos con el empeño de escuchar que hizo que os conociera, que nos conociéramos, gracias por este calor con chispas que me mantiene en el camino. 

Hotz, directo en el Teatro Barakaldo, 14 de mayo de 2017.

Vídeo: Al Borde films

© Iratxe Mugire

Comments are closed.