Yo te creo, hermana, #yotecreo

Yo te creo, hermana. ¿Cómo no creerte? Todas conocemos al patriarcado. Todas hemos sido en algún momento de nuestra vida de alguna forma violadas, humilladas, desestimadas. Y esto no deja de ser el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición aparentando ser Justicia del siglo XXI.

Patriarcado, no te sirven los disfraces, te conocemos de hace tiempo. Tú nos quemaste por brujas, por llevar al diablo dentro y al pecado en nuestra carne. Nos sigues juzgando y exponiendo al juicio público por lo mismo, cuatro siglos después. Patriarcado, tienes miedo de bajarte del poder, de renunciar a tu privilegio de disponer de un sistema judicial hecho a la medida de tus pulsiones insanas, tienes miedo de ser desmontado, se te llena la boca con leyes y ministerios de igualdad que no estás dispuesto a permitir, tienes miedo de no tener a quien someter, de trabajar con una hermana codo con codo, de respetar a tu madre, de cuidar a tus hijas e hijos.

Hombres depredadores, no os merecéis el nombre de manada. No existe sobre la faz de la tierra animal tan cruel como el humano.

Tú, opinante machista, mortal indeciso, juez, abogado, periodista. Si no sabes distinguir una violación, no sabes distinguir el amor.

Yo te creo, hermana. Porque yo soy tú, porque todas nosotras somos tú, porque nuestros hermanos, los hombres que sí aman, los hombres a los que también les dueles, también son nosotras y tú.

Nosotras sí somos manada. Y el elemento cohesivo es amor. Y el elemento transformador es amor. Nosotras sí somos manada, hermana, y estamos con los colmillos fuera.

Ésta es mi Salvaje, ésta es mi manada.

Foto: Juan León

© Iratxe Mugire

#yotecreo
#yositecreo
#yositecreohermana
#nosotrassisomosmanada
#lamanadasomosnosotras
#todassomosuna