Fuimos buscando un amanecer…

Fuimos buscando un amanecer que contara la historia de “La piel transparente”. A nuestro lado, Txuma y Paula, que ya tuvieron valor para aceptar el madrugón: llegar a oscuras a La Arboleda, para esperar con guitarras y cámaras en mano al primer rayito de sol. La hierba mojada, las guitarras húmedas y heladas de amanecer, los dedos entumecidos tratando de dar lo mejor de sí mismos a las cuerdas de siempre, cuarenta vacas pastando donde Pedro y yo habíamos planeado rodar el vídeo, y a cambio otro montón de parajes incomparables ofreciéndose a ser grabados, a prestarnos su belleza para nuestra canción. Deseando enseñaros el videoclip, “La piel transparente” en imágenes…