Disco

Instrumental

Oihuka ari naiz nere plazentatik
Entzungo ote dit inork
bere plazentaren barrutik?

Fetu ni, fetu zuek beste guztiak
Zergatik bestela horrenbeste harresi?
Ni, nire plazenta,
amaren sabela, airea, zure ama,
eta gero zu

Oihuka ari naiz nere plazentatik
Entzungo al dit inork
bere plazentaren barrutik?

Fetu ni, fetu zuek beste guztiak
Zergatik bestela neke hau,
hain hizkuntza desberdinak?
Hain soinu gutxi
Gorputz handi honenak ez badira

Oihuka ari naiz nere plazentatik
Entzungo al dit inork
bere plazentaren barrutik?

Fetuak (Fetos)

Estoy gritando desde mi placenta
¿me escuchará alguien desde la suya?

Feto yo, fetos todos vosotros
¿por qué, si no, tantas murallas?
Yo, mi placenta,
el vientre de mi madre,
el aire, tu madre,
y después, tú

Estoy gritando desde mi placenta
¿me escuchará alguien desde la suya?

Feto yo, fetos todos vosotros
¿por qué, si no, este cansancio,
tan diferentes lenguas?
tan pocos sonidos
si no proceden de este gran cuerpo

Estoy gritando desde mi placenta
¿me escuchará alguien desde la suya?

Ez negarrik egin,
ez dituzu nahikoak nire besarkadak?
Neskatxa maite, nik
ezin dizut nirea besterik eman

Oso da zaila, neskatxa,
sortzen dituzun suteengandik gordetzea
Zailago litzaizuke zuri ordea
sugar ama zuk duzula ohartzea

Ez negarrik egin,
nere kantuekin ere oraindik hotz zara?
Neskatxa maite, nik
ezin dizut nirea besterik eman

Hotz (Frío)

No llores,
¿no te bastan mis abrazos?
Querida niña, yo
no puedo darte más que lo que tengo

Qué difícil, niña,
resguardarse de los fuegos que enciendes
Más difícil en cambio sería para ti
darte cuenta de que la primera llama es tuya

No llores,
te canto, ¿y aún tienes frío?
Querida niña, yo
no puedo darte más que lo que tengo

Instrumental

Declaro a mi eterna adolescente
indefensa ante la pasión no consumada,
y una cama culposa y recatada
nos devuelve esta historia latente

Guardamos una espina en las entrañas
y enterramos un cordón umbilical
que mi tierra, con cariño maternal,
acunó, porque la sangre no engaña;
y al calor de las raíces sigue latiendo,
entre raíces que ando removiendo

Y se hizo materia la piel transparente,
y se hicieron carne mis líneas de fuego,
y tembló la tierra, con vísceras y espinas y silencios,
y tembló la tierra, manoseando mis cimientos

Y me das a beber de tus labios
cada tacto antiguo, cada fotograma,
desde la esquina misma de mi cama
hasta el día en que fuimos niños sabios;
luz en la noche de nuestros niños, niños sabios

Y me dices que suena convincente
lo que después no te atreves a vivir;
animalito tembloroso, empieza a huir;
no hay perdón para quien no ama de frente

Y se hizo materia la piel transparente…

Mi piel no entiende las formas de tu deseo,
o tal vez sea tu exceso de control;
pero me aterra que pase sin pena ni gloria
este momento largamente deseado,
y si la vida trae lo nuestro a nuestros labios
para besarlo, y no lo besamos,
dime qué es,
dime qué es este amor

.

Instrumental

Galería

Biografía

Soy cantautora porque así está escrito en mis células, y si miro hacia atrás me recuerdo siempre creando, desde mis más antiguos fotogramas de esta vida. Con doce años fui consciente de empezar a construir canciones con principio y final, y las canciones se quedaron a mi lado. Un año después llegó la guitarra, como una necesidad, un agua mítica que aplacara mi sed de dar una estructura, un terreno, un hogar, a las letras y melodías que no dejaban de brotar en mí con vida propia. Y la guitarra también se quedó a mi lado.

En 2002 publico Innis Fodhla, un trabajo sencillo que gana el tercer premio en el concurso Gazte Leiho (Senpere, 2003) y abre un camino: comienzo a actuar como solista, voz y guitarra, con diecisiete años.

Durante años compagino conciertos (a veces sola, a veces acompañada, y a veces acompañando a otros) con colaboraciones en otros proyectos bonitos: grabaciones de estudio, trabajos audiovisuales y algunos espectáculos que entremezclan música en directo con danza o teatro.

En 2013 se inicia esta etapa: la vida me habla con variopintos pelos y señales, pero clara como el agua, y siento que el momento de grabar el disco que siempre quise es “ya”, es “ahora”. Me pongo a ello, a retomar eso tan esencial, y entre ponte bien y estate quieta aparece Pedro de la Osa con las manos deseosas de un proyecto nuevo, qué suerte la mía.

Pedro (Gris Perla, Parabellum, MDH, Bulldozer) rebusca entre la brillante maraña de sus neuronas la antología de aprendizajes musicales interiorizados a lo largo de una fértil vida de hacer rock y beber swing, folk, clásico e incluso rarezas sin nombre. El fruto de todo ello queda al servicio de mis canciones, para las que empieza a componer los arreglos. El asunto no es tan fácil como parece y nos lleva un tiempo, durante el cual descubro curiosidades como que otros cantautores componen con una cierta estructura y que yo tengo el vicio de saltarme todos los esquemas, lo cual a Pedro le complica las cosas a la hora de componer arreglos, y a mí me da la prueba irrefutable de que en otra vida he sido juglar o trovador, a quien lo que le importa es contar su historia y no el número de sílabas de cada verso…

En diciembre de 2015, por fin, entramos en Euridia, el estudio de Ibon Larruzea: grabación de guías y toma de contacto. En enero de 2016, recibiendo con los brazos abiertos al nuevo año y a todo lo que quisiera traerse entre manos, empezamos a grabar este disco tan deseado, La piel transparente, que acabaríamos de mezclar y masterizar en octubre de 2016.

Hoy, esta etapa acaba y una nueva empieza. La cosecha de lo vivido, y la semilla de lo que aún está por venir, deseo compartirlas con vosotros. Si este disco te llega al corazón, su propósito estará cumplido.

Contacto

Plataformas digitales
Newsletter

¡Recibe en tu email nuestras novedades, fechas de próximos conciertos, promociones y contenido exclusivo!